Patricia Bullrich, exministra de Seguridad durante el gobierno de Mauricio Macri, publicó en sus redes una insólita carta dirigida al presidente Alberto Fernández respecto al envío de material bélico a Bolivia para colaborar con el golpe de Estado contra Evo Morales.

En la misiva admite que se mandó armamento al país vecino en 2019 pero responsabiliza al gobierno actual por no controlar el regreso del material bélico a la Argentina.

"Dolor y vergüenza causa la imprudencia, la impudicia y la velocidad con la que usted compromete al Estado Argentino al reconocer semejante acusación sin la mínima indagación ni prueba, por el solo hecho de que en ese momento gobernaba el país un presidente de un partido diferente al suyo", empezó la presidenta del PRO.

Tweet de Patricia Bullrich

Bullrich detalló que fue lo que el gobierno de Macri envió a Bolivia: diez pistolas semiautomáticas; dos escopetas de repetición; cinco carabinas automáticas; dos ametralladoras; dos fusiles de repetición; doce chalecos antibalas; doce cascos balísticos; dos escudos balísticos; dos visores nocturnos y 8.820 municiones de distintos calibres.

La dirigente opositora justificó el accionar del gobierno de Cambiemos por los disturbios que hubo en Bolivia en ese momento, perpetrados por la represión de las fuerzas de seguridad al mando de Jeanine Áñez. "En ese clima, el gobierno del presidente Mauricio Macri cumplió con su deber de resguardar la Embajada Argentina en Bolivia, protección que alcanzó no sólo al señor embajador y personal diplomático, sino también a dos ministros renunciantes del gobierno del señor Evo Morales: el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y la ministra de Planificación, Mariana Prado Noya. También era necesario brindar protección a los periodistas argentinos destacados en La Paz a fin de dar cobertura a la información y refugiarlos en la embajada", agregó.

En esa línea, admitió que enviaron al grupo Alacran de la Gendarmería Nacional Argentina y culpó a Alberto Fernández por no controlar el regreso del material bélico.

"El grupo especial de la Gendarmería Nacional regresó a la Argentina y produjo su informe cuando ya habían transcurrido siete meses de vuestro gobierno. Resultaría importante entonces que las actuales autoridades y no las anteriores respondan de qué modo controlaron las operaciones que se llevaban a cabo en Bolivia y el empleo adecuado del material, ya que desde el traslado de los gendarmes con el material autorizado transcurrió menos de un mes dentro del período restante de gestión del presidente Mauricio Macri, cuyo mandato finalizó el 10 de diciembre de 2019, y siete meses del gobierno que asumió ese mismo día; es decir, el suyo", reza el insólito mensaje de la funcionaria macrista.