En medio de la crisis del Frente de Todos, y tras una dura respuesta a lo sucedido por el presidente Alberto Fernández, finalmente la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, realizó su descargo público, en donde apunto sus cañones al vocero presidencial Juan Pablo Biondi

La titular del Senado indicó que Biondi, realiza operaciones de prensa. Luego de comentar algunos hechos históricos, agrega: ¿"Por qué cuento esto? Porque no voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político" 

Y luego agrega: "A propósito de la categoría de funcionarios que no funcionan… el vocero presidencial escaparía a aquella clasificación. Es un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio."

Anteriormente había remarcado el por qué de la decisión de renuncia de los funcionarios que le reportan directamente a su persona. "...al día siguiente de semejante catástrofe política, uno escuchaba a algunos funcionarios y parecía que en este país no había pasado nada, fingiendo normalidad y, sobre todo, atornillándose a los sillones. ¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y que se sepa la actitud de los funcionarios y funcionarias de facilitarle al Presidente la reorganización de su gobierno?"

Biondi es uno de los funcionarios apuntados por los medios de prensa, como uno de los autores de la filtración de la foto del cumpleaños de Fabiola Yáñez, que se realizó en la quinta de Olivos, en medio de la cuarentena, que tanto costo político tuvo para el Frente de Todos