La panelista y ahora precandidata a diputada nacional por el partido Unite, Cinthia Fernández, generó revuelo en los últimos días por compartir un spot de campaña en la que se la ve bailando y cantando "Se dice de mí" de Tita Merello, en medias de red y portaligas frente al Congreso.

La bailarina reversionó la canción original y cambió la letra para dar a conocer sus propuestas. "Se dice de mí. Se dice que soy hueca. Que el puesto no me merezco. Que mi culo es lo que ofrezco. Y nada tengo pa’ decir. Y tal vez si me escucharan. Tanto no me criticaran. Mi propuesta está muy clara. Te la voy a repetir. Hay leyes que están. No se hacen cumplir. Los juicios son lentos, tardan en salir. Y mientras tus hijos tienen que seguir comiendo, estudiando y creciendo sin sufrir. La cuota… nunca llega. Más nadie te lo acelera. Si total la madre espera. Y ya no puede ser así. Voy por ahí”, reza el tema.

El jueves, cuando comenzó Los ángeles de la mañana, programa donde Fernández es panelista, Ángel de Brito, conductor del ciclo, la notificó sobre un problema. "Estás denunciada en SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música) por usar la letra de ‘Se dice de mí'. ¿Sabías?".

Tweet de Agencia El Vigía 🇦🇷

La precandidata se sorprendió y contestó: "No sabía. Igual consulté con un abogado y me dijo que la podía usar... Lo bueno es que se difundió una causa".

El director de SADAIC, Guillermo Ocampo, explicó: "El uso de obras en campañas políticas está sujeto a los mismos lineamientos que el uso de la música en cualquier otro tipo de modalidad”. Luego, agregó: “Si un partido político decide usar música de una obra prexistente tiene que pedir permiso al autor y en caso de que el autor autorice, ahí recién la pueden usar y es el autor quien pone las condiciones, podría no cobrar si quisiera o pedir dinero y también puede decir que no".

Tweet de data diario