El intendente del Frente de Todos de la localidad bonaerense de Laprida, Pablo Torres, fue noticia en los medios hegemónicos opositores, al anunciar la implementación de un bono excepcional para los trabajadores esenciales, a modo de reconocimiento por su labor durante la pandemia de Coronavirus, y el dinero para dicho bono será recaudado mediante un impuesto a los productores, de tan solo $35 pesos por cada hectárea, siempre y cuando los dueños de las tierras superen las 400, algo que nada más alcanzaría a 93 personas.

La prensa opositora cuestionó este impuesto, ya que el jefe comunal usó que vale lo mismo que "un alfajor jorgito simple", para graficar que realmente se trata de un aporte mínimo que deberán hacer los productores, quienes nunca dejaron de trabajar a pesar de la epidemia mundial de Covid-19, y son los que mas tienen.

Ante la operación de los principales diarios, Torres decidió escribir una carta en su cuenta oficial de Facebook, donde aclaró que además del bono excepcional que propuso para el contexto histórico que se vive hoy día, desde que asumió, donó el 30% de su sueldo, que equivale a una cifra de $100.000 por mes que devuelve al municipio, mediante el decreto de tope de su salario que puso al asumir.

"MEJOR QUE DECIR, ES... HACER" Nunca lo dije porque me parece que no hay que hacer bandera con esto, pero ante la...

Publicado por Pablo J. Torres en Domingo, 20 de septiembre de 2020
La carta que publicó Pablo Torres en su cuenta de Facebook

La intención del intendente lapridense es beneficiar a los trabajadores esenciales, entre los que se encuentran los trabajadores del hospital municipal, el único que hay en Laprida, donde viven 12.000 personas.

El bono será de $12.000 para los trabajadores municipales y de $17.000 para los trabajadores de la salud, en pos de reconocer su esfuerzo durante los tiempos que acontecen, donde los empleados de la salud son los más damnificados.

Esta mañana dialogó con Fabián Doman en Radio La red, donde explicó con más detalles acerca del impuesto hacia los productores: "A nadie debería sorprenderle esto, habiendo trabajadores humildes que han hecho un esfuerzo descomunal durante 6 meses y habiendo actividades productivas de alto capital que pudieron funcionar normalmente. Es una cuestión de solidaridad básica", sentenció Torres, quien no propone que haya tensiones con el sector rural, sino que sea una contribución que se realice por cuestiones de solidaridad básica.

"Se cobrará a fines de noviembre y se financiará con una tasa de $ 35 (1 alfajor Jorgito simple) por hectárea y por única vez a las producciones de más de 400 hectáreas y un monto a grandes empresas (bancos, electricidad, gas, tv por cable, telefonía) de capitales no lapridenses (no afecta a comercio ni industria local" afirmó.

Además, en una nota con Cadena 3, el intendente remarcó que "En Laprida más de 400 hectáreas solo las tienen 93 personas, de las cuáles 30 pagarán el mínimo porque solo tienen 400. La mayoría de los que tienen que pagar son grandes empresas que tienen campos en la zona, pero cuyos propietarios viven en otra parte del país"