La Cámara Federal de Casación calificó de "inadmisibles" los recursos utilizados por las defensas del expresidente Mauricio Macri, José María Torello y Fabián "Pepín" Rodríguez Simón para ordenar una pericia sobre sus teléfonos y llamadas en la causa que los investiga por presiones al grupo Indalo de Cristobal López.  

Según el portal de noticias El Destape, los camaristas Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Juan Carlos Gemignani indicaron: "La decisiones impugnadas (relacionadas con la nulidad y alcance de una medida probatoria) no revisten la calidad de sentencia definitiva ni se equiparan a ella"

En esa línea, los jueces expresaron que "frente a una investigación en curso como la de autos la medida por el momento, más allá de su conducencia, no aparece como irrazonable en relación a los derechos que se dicen vulnerados".

La causa cayó en el Juzgado Federal N°1 correspondiente a la jueza María Romilda Servini de Cubría, quien ordenó los entrecruzamientos de llamados entre los imputados para determinar si existió el contacto entre ellos en fechas consideradas clave en la pesquisa vinculada a la situación de las empresas de Cristóbal López y Fabián De Sousa.

El 29 de octubre pasado, Servini delimitó "el marco temporal de la medida de prueba dispuesta a los 10 días anteriores y posteriores" a ciertos sucesos. Las defensas volvieron a apelar y alegaron "violaciones al derecho a la intimidad, como asimismo cuestiones de Estado y de seguridad nacional", recordó Casación al rechazar los recursos y rotularlos como "inadmisibles".