Desde su asunción como gobernador bonaerense, a Axel Kicillof lo mueve una obsesión: transformar a Buenos Aires en una “provincia petrolera”, un objetivo que comparte con el presidente Alberto Fernández de cara a potenciar la reactivación económica del país necesaria para generar empleo genuino y dólares para pagar la deuda con el FMI.

El dato que esgrime Kicillof es que en el territorio que gobierna las refinerías procesan el 80 por ciento del crudo que se extrae en el país y en industrias radicadas en Buenos Aires se fabrican buena parte de las herramientas que se utilizan en el proceso inicial. Sin embargo, en los últimos días del año recibió una noticia que esperaba hace tiempo y refuerza con más fuerza su plan: el Gobierno nacional autorizó por decreto la aprobación de la explotación petrolera offshore a más de 300 kilómetros en línea recta de la Mar del Plata que realizará Equinor, en sociedad con YPF y Shell.

Las áreas CAN 100 y 108 se encuentran ubicadas distantes a 307 kilómetros frente a la costa de la Ciudad de Mar del Plata, mientras que la CAN 114 está a 443 kilómetros.
Las áreas CAN 100 y 108 se encuentran ubicadas distantes a 307 kilómetros frente a la costa de la Ciudad de Mar del Plata, mientras que la CAN 114 está a 443 kilómetros.

Ya en el discurso inaugural de su mandato ante la Legislatura hizo explícita su intención señalando que le iba a solicitar a la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) la incorporación de la provincia como miembro.

La Ofephi está formada por las 10 provincias en donde hay yacimientos petrolíferos de los que se extrae crudo. Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Río Negro, Salta, Chubut, Jujuy, La Pampa, Formosa y Mendoza. Y ahora con la novedad de la explotación offshore es muy probable que se sume Buenos Aires, concretando así el anhelo del Gobernador

"En el contexto que encontramos a la provincia, necesitamos de ciertas políticas que se basen en el desarrollo y la generación de riqueza genuina, y la industria del petróleo juega un rol fundamental”. Estas palabras de Kicillof fueron pronunciadas en febrero de 2020, en el marco de su visita para conocer los trabajos de ampliación de la refinería Axion energy, en Campana, que permitirán incrementar en 60% la producción de combustibles.

“El gobierno de la provincia va a acompañar al sector productivo en general, y especialmente al sector petrolero que es fuente de recursos muy importantes”, insistía Kicillof.

Justamente los primeros días de diciembre de 2021, también en Campana, otro hecho trascendental demostró el impulsó que Kicillof le está dando al plan “provincia petrolera”: junto a la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec y el secretario general de la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustible (FASIPeGyBio), Pedro Milla, inauguraron en esa ciudad el primero de los Centro de Formación Laboral (CFL) en Hidrocarburos y Biocombustibles del país.

En ese sentido, también se firmó un acuerdo con la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) para desarrollar una diplomatura vinculada con ese campo de estudios.

Kicillof, cuando inauguró un centro de formación en hidrocarburos, en Campana, en diciembre de 2021.
Kicillof, cuando inauguró un centro de formación en hidrocarburos, en Campana, en diciembre de 2021.

Más inversiones

En otra oportunidad, cuando la empresa Raízen (de origen brasilera) anunció una inversión de 715 millones de dólares para ampliar y modernizar su refinería de la localidad bonaerense de Dock Sud, Kicillof volvió a reflotar el tema, indicando que los millones comprometidos “permitirán mejorar la capacidad de procesamiento de petróleo, los subproductos que van a generar para sustituir importaciones y potenciar exportaciones”.

Remarcó: “Esta inversión va a servir para que Vaca Muerta no salga de las entrañas de la tierra y se vaya directamente al exterior sino que sea elaborado procesado y convertido en valor agregado con trabajo, industria e ingeniería argentina y bonaerense”.

Y sostuvo el mandatario que en la provincia de Buenos Aires “también se hacen todos los bienes y equipos que se necesitan para procesar el petróleo en el país: válvulas, motores, caños y buena parte de esa industria”.

Cabe mencionar que en territorio bonaerense están instaladas las refinerías de YPF en La Plata, de Raízen (Shell) en Dock Sud, de Axion (Pan American Energy) en Campana y de Puma Energy (Trafigura) en Bahía Blanca.

Además están radicados los polos petroquímicos de Ensenada-La Plata, Dock Sud, Zárate-Campana y de Bahía Blanca.

El valor de que sea considerada como una “provincia petrolera” traería aparejado que el sector fabril sea tenido en cuenta y que parte de las inversiones que se destinan para Vaca Muerta terminen en las arcas bonaerenses. 

Fuerte apoyo presidencial

Cabe destacar el fuerte el apoyo evidenciado hace algunos meses por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, a la iniciativa cuando en la presentación del proyecto de Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas hizo un guiño al deseo del mandatario bonaerense para avanzar con la extracción de petróleo frente a la Costa Atlántica.

Dijo en ese momento: “Hay que reglamentar mejor y establecer claramente las condiciones offshore que le van a permitir a Buenos Aires ser una provincia petrolera, que es lo único que le falta”.

Exploración offshore: se realiza desde la década del 70 y no registró daños

Esta Declaración de Impacto Ambiental junto con la medida adoptada por el Estado Nacional, a través del Decreto 870/21, de autorizar la prórroga por hasta dos años del primer período exploratorio de los permisos otorgados en el marco de la Ronda 1, que incluye el Área Can 100, CAN 108 Y CAN 114, auguran un fuerte impulso de la actividad offshore. 

Cabe recordar que la producción de offshore se desarrolla desde la década del 70 en el país, con 280 pozos entre exploración y explotación.

En ese sentido, vale mencionar que no se han registrado ningún incidente de tipo ambiental ni accidentes con daños a la integridad física de los trabajadores en más de 50 años de desarrollo de offshore en Argentina.