El Gobierno de la Ciudad, presentó en la Legislatura, el Presupuesto 2021, en donde se contemplan gastos para el año próximo por $612.000.000.000 de pesos. Entre las novedades del  proyecto, se destaca la incorporación de un nuevo tributo obligatorio, se trata de un impuesto a los sellos por el uso de tarjetas de crédito para cualquier tipo de operación, por un 1,2% sobre el gasto.

Además habrá otro gravamen, que afectará a las operaciones financieras con Leliq. Este Presupuesto será defendido el miércoles próximo ante los diputados por el ministro de Economía y Finanzas de la Ciudad, Martín Mura.

El presupuesto explícita una serie de ajustes, bajo la excusa de la quita de fondos de coparticipación, que el Gobierno nacional, devolvió a la provincia de Buenos Aires.

Con los nuevos impuestos prevén recaudar $10.608 millones en los IIBB de las Leliqs, $1.392 millones de las operaciones de pases y $7.700 millones de los Sellos.

Entre los recortes se establece la “suspensión, ralentización y postergación de obras”, entre las que figuran la adquisición de equipamiento policial, trabajos en la red de subte y de ciclovías y el traslado de la cárcel de Devoto y del Mercado de Liniers a la provincia de Buenos Aires.

También se decidió un “mantenimiento mínimo y esencial del espacio público” y la revisión de “los grandes contratos y servicios que brinda la Ciudad”, como el de la recolección de residuos, que podría modificarse a partir de una disminución de la cantidad de días en que se realiza.