Tras viralizarse imagenes de un grupo de policías en Villa Gesell, haciendo la venia ante la exministra Patricia Bullrich, los uniformados decidieron hacer un descargo también a través de una filmación. Quien tomó la palabra en nombre de todos fue el Sargento López quien denunció que fueron utilizados políticamente.

"Es una situación lamentable la que estamos viviendo mis subalternos y yo, y quería aclarar qué fue lo que sucedió", relató el Sargento, que luego explicaría que todo se trató de una situación, aparentemente armada, de la que fueron víctimas. “Nos dirigimos al lugar e hice la formación de la mano de enfrente al local. Momentos después escuchamos agravios verbales muy fuertes, que no puedo repetir porque soy un caballero y porque se merece mucho respeto la doctora Patricia Bullrich, explicó.

El Sargento López continuó afirmando que desde la vereda de enfrente donde estaban "los llamaron con señas" y allí se presentaron en el lugar porque pensaron que "había una situación de riesgo". ”Cuando me estoy encontrando con la situación de que estaba todo como armado, se dieron vuelta tanto la gente como las cámaras, empezaron aplaudirnos y ante tal situación procedimos a hacer lo correcto, como fuimos entrenados dentro de la institución policial: se la saludó protocolarmente cómo corresponde por la investidura que ejerció en su momento”, justificó.

Por último, volvió a resaltar que se sintieron usados políticamente. “Nunca pensamos que podía llegar a suceder todo lo que está sucediendo en este momento. Somos una institución entrenada para combatir el delito, no para ser usados como una herramienta política”, criticó.