La consultora Gustavo Córdoba y asociados, una de las que más cerca estuvo en sus estudios con respecto al resultado final de las PASO, dio a conocer su última encuesta con números arrolladores para el binomio Fernández-Fernández. 

En línea con las demás encuestadoras, la fórmula opositora del Frente de Todos, obtuvo una amplia diferencia que supera los 20 puntos porcentuales. En tanto, el oficialismo, embarcado en la campaña del #SiSePuede, no suma votos prácticamente y crece el candidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna. 

El Frente de Todos, lidera la intención de voto con un 52,2% (+4,5 puntos más que en las PASO), mientras Macri, líder de Juntos por el Cambio, se estanca y mantiene casi el mismo porcentaje de las PASO: un 32,7%, apenas 0,9 puntos más que el 11 de agosto. Consenso Federal, por su parte, suma un 9,8%, (un 1,7% más que en las primarias).

El resto de los candidatos ve una merma en su intención de voto: Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y los Trabajadores) cae al 2,5% (0,3% menos que en agosto), Juan José Gómez Centurión (Nos) obtiene 1,6 (1% menos) y José Luis Espert un 1,2% (0,9% menos).

 

 

La mejora de Lavagna, sostiene Gustavo Córdoba y Asociados, se debe al traslado de posiciones cercanas a Mauricio Macri y lo atribuye al “giro a la derecha” en el discurso oficialista, que apunta a retener a ese 30% del electorado.

“Habla de un votante que ha migrado de posiciones cercanas a Macri y que, ante la evidencia de la ausencia de chances de victoria en la primera vuelta y la radicalización del discurso macrista hacia la derecha, opta por votar a un candidato más cercano a su posición ideológica: ser de centro y antiperonista”, explica.

Sobre la radicalización del discurso de Macri y de los candidatos y funcionarios de su mismo espacio en las últimas semanas, estima la encuestadora que “persigue reemplazar el voto que ha migrado a Lavagna por el voto cercano a José Luis Espert y de Gómez Centurión”.