Un señor mayor de 80 años se desmayó en las afueras del Luna Park mientras esperaba para ser vacunado contra el coronavirus, debido a la lentitud con la que atendieron la gran demanda de personas que se acercaron a los distintos puntos de vacunación en la Ciudad de Buenos Aires.

El hecho lo registró un móvil de C5N mientras el legislador porteño Leandro Santoro se encontraba dando una nota para ese canal. "Más que vergonzoso es criminal. Vos no podés convocar a esta gente a que se vaya a vacunar y tenerla dos o tres horas debajo de los rayos del sol", aseguró el dirigente radical. 

"Vos estás dos o tres horas abajo de los rayos del sol por más que estés al aire libre la gente se termina contagiando. Es una verdadero desastre", señaló Santoro.

Por otra parte, en el centro de vacunación de Boedo se vivió una situación similar y un oficial de la Polícia de la Ciudad debió asistir a una señora que se encontraba en el suelo. Denuncian que no hay médicos y que los mayores de 80 años esperan parados entre una y tres horas a que llegue su turno. 

Lu Cámpora on Twitter

La diputada porteña por el Frente de Todos Lucía Campora, denunció el hecho desde sus redes sociales. "La misma situación se repite en el centro de vacunación de Boedo: colas larguísimas al sol, horas de espera y adultxs mayores que se descomponen esperando su turno. La peor forma de tratar a quienes más cuidados necesitan. Háganse cargo", exigió. 

Las denuncias surgen luego que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y su ministro de salud, Fernán Quirós, fueron imputados por privatizar el plan de vacunación a seis obras sociales de la Ciudad de Buenos Aires

Esta última semana, el operativo de vacunación sufrió grandes retrocesos en cuanto a cantidad de dosis aplicadas. Para el luner primero, se habían inoculado 8595 dosis, pero ese número cayó todos los días y para el domingo sólo se aplicaron 2177. 

Frente a esto, Larreta culpó al Gobierno por la cantidad de vacunas repartidas, pero según las cifras oficiales, la Ciudad es el distrito al que se le repartió mayor cantidad de dosis según la cantidad de habitantes. 

Nicolás Kreplak on Twitter