La Ley 27.610 que permite la interrupción voluntaria del embarazo en todo el país, promulgada hace menos de un mes, fue suspendida en la provincia de Chaco por una medida cautelar. Así lo dictó la jueza Marta Aucar de Trotti tras dar lugar a un reclamo que describe a la ley como "inconstitucional" e "inaplicable" en el territorio chaqueño.

La disputa la encabezó Hilda Beatriz Dellamea, referente de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (Fasta), quién aseguró que el aborto va en contra del artículo 15 insiso 1 que garantiza el derecho "a la vida y a la libertad, desde la concepción" y, por lo tanto, la ley nacional viola la Constitución de la Provincia de Chaco.

La titular del juzgado N°19 dio lugar a la medida cautelar y decidió suspender la IVE en la pronvicia de Chaco hasta que se determine si corresponde, o no, la prohibición de la ley. Desde el grupo religioso que presentó la demanda le exigen a la Justicia provincial que sea ella quien vele por los derechos de sus habitantes.

Data Diario on Twitter