La despedida del presidente Mauricio Macri en Plaza de Mayo, fue multitudinaria. Sin embargo estuvo empañada por un episodio que tuvo como protagonista al periodista Lautaro Maslin, quien fue a cubrir el acto, haciendo preguntas a los asistentes.  

El periodista realizaba preguntas sobre lo que dejó la gestión macrista, lo que generaba fuerte rechazo entre los asistentes. La violencia fue in crescendo y el periodista sufrió agresiones físicas.