Los hechos sucedieron en Noruega, todo comenzó cuando una joven de 17 años llamada Emma, se quejó en sus historias de Tik Tok, del crecimiento de sus senos 15 días después de aplicarse la vacuna del laboratorio norteamericano Pfizer contra el coronavirus. 

Su caso llamó la atención y comenzaron a aparecer varios casos similares, quienes también aseguraban que sus senos habían aumentado de tamaño. 

Emma experimentó una sensación extraña días después de aplicarse la dosis de la vacunas y expresó: "Fue una especie de crisis para mí. Tuve que comprar un sujetador más grande".

Al comentar esto en sus historias, pensó que se trataba de un caso excepcional, sin embargo, algunas de las respuestas a su posteo, le hicieron darse cuenta que había muchos casos similares. 

¿Senos más grandes? Inesperado efecto secundario de la vacuna Pfizer contra el coronavirus

Luego se supo del caso de Elle Marshall, quien también sostuvo que luego de aplicarse la vacuna de Pfizer, aumentó casi dos tallas de brasier. 

Los medios en Noruega, consultaron a los expertos acerca de estos casos. Heinrich Bachmann un médico del país europeo respondió que el crecimiento de las mamas es sólo aparente y se produce por la inflamación temporal de los ganglios linfáticos, reacción que dura unas semanas

En la misma línea, el médico Steinar Madsen sostuvo, "Aproximadamente el 10% de las mujeres que reciben la vacuna tendrán los ganglios linfáticos de las axilas inflamados". 

Dicha inflamación "hace que los senos sean impulsados un poco hacia adelante y de esta manera quede la sensación de que son más grandes".

 Jofim Henriksen, gerente de comunicaciones de Pfizer, confió que no descartan la posibilidad de una reacción inmunológica como la mencionada, pero que en los estudios no registraron casos como los mencionados.