El juez Rodolfo Mingarini, quedó en la mira de todos, luego de su repudiable decisión judicial, por la cual liberó a un acusado de abuso sexual, bajo el argumento de que "usó preservativo en el momento del abuso"

Con una gesticulación inédita para un juez, el magistrado aseguró que no se podía imaginar cómo hizo el acusado para forzar a la víctima y colocarse el profiláctico. 

"No puedo entender cómo si va a tener relaciones forzadas y empujándola y sometiéndola, no puedo reconstruir cómo se toma el tiempo para colocarse el profiláctico", fue el principal argumento de Mingarini. 

Luego continuó en esta línea de poner en duda el relato de la víctima y dijo sobre el acusado: "Cómo puede avanzar sobre el cuerpo de la víctima mientras se coloca el preservativo"

"La relación sexual podría haber comenzado como algo consentido", dijo el juez, quien fue repudiado a lo largo de toda la jornada al conocerse este fallo.