Un policía de la Ciudad, baleó en la noche de ayer, al joven futbolista de 17 años Lucas González, que regresaba de entrenar con su equipo Barracas Central, en un claro caso de gatillo fácil. Uno de los disparos dio en la cabeza del chico, y hoy por la tarde falleció llenando de dolor e indignación a familiares y amigos. 

El delicado caso fue tratado de manera controvertida en el canal LN+, más precisamente en el pase de programas de todas las tardes entre los conductores Eduardo Feinmann y Jonatan Viale

En uno de los fragmentos, Feinmann apunta que hubo miedo "en los dos autos", en el de policía y en el auto que iba la víctima, por la "inseguridad" que se vive. El periodista equiparó de esta manera a la víctima con su victimarios, pese a la evidente diferencia entre el chico desarmado y los policías que dispararon a matar, sin ningún indicio de delito por parte de Lucas y sus acompañantes. 

Tweet de Lucas

Más tarde el ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D'Alessandro, respondía preguntas en una conferencia de prensa. Allí, el funcionario se refirió al caso como un "enfrentamiento", cuando Lucas y sus compañeros no hicieron más que huir frente a policías dudosamente identificados como tales. 

Por este motivo, uno de los periodistas presentes en la conferencia preguntó al funcionario acerca del término enfrentamiento, cuando estaba más que claro que había sido un caso de gatillo fácil. En ese momento Feinmann optó por cortar la transmisión y hablar con Viale y dijo en voz alta: "Bien Jony"