Los científicos del país europeo han descubierto que ya circula una nueva variante de Coronavirus en el Reino Unido, la cual posee algunas mutaciones preocupantes, que encendieron las alarmas en todo el mundo.

La nueva variante, denominada B.1.525, tiene similitudes a la cepa sudafricana. Los investigadores de la Universidad de Edimburgo lograron hallar ,hasta el momento, 33 casos en muestras que datan del mes de diciembre de 2020.

 Además de encontrar muestras de la nueva cepa en Gran Bretaña, también apareció en otros países, entre ellos Dinamarca, España, Australia, Nigeria y Estados Unidos.

Los expertos del Reino Unido continúan avanzando con los estudios de investigación para comprender el riesgo que representa esta cepa y saber si debe ser agregada a la lista de "variantes preocupantes", para proceder en la realización de pruebas masivas.

El profesor universitario en Cambridge, Ravi Gupta, asesora al Gobierno británico acerca de las amenazas de virus nuevas y emergentes y declaró que la B.1.525 parecía tener “mutaciones significativas” ya observadas en algunas de las otras variantes nuevas, según contó a BBC Mundo.

Eso es en parte tranquilizador porque podemos predecir cuál es su efecto probable”, afirmó el científico. 

El cambio más significativo es la mutación llamada E484K, también presente en las variantes de Brasil y Sudáfrica, la cual ayuda al virus a evadir alguna de las defensas del sistema inmunológico del cuerpo.

 Por otro lado, otras alteraciones la hacen similar a la variante "Kent" del Reino Unido, que conforme a lo que dicen los expertos, es más contagiosa que la cepa original de Coronavirus que desencadenó la pandemia.