El bochornoso episodio entre Brasil-Argentina en San Pablo por las Eliminatorias Sudamericanas recorrió los portales del mundo. Nunca se había visto algo así en el fútbol sudamericano, pero esta claro que habrá consecuencias.

Hoy, 24 horas después de lo sucedido, comenzaron a aparecer algunos interrogantes e incongruencias en las versiones contadas por las autoridades sanitarias de Brasil.

Ya son dos los datos concretos que salieron a la luz y que no coinciden con el relato del país carioca. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, ANVISA, está en el ojo de la tormenta por las distintas versiones que siguen generando incertidumbre. 

Las incoherencias de Brasil tras el escándalo en San Pablo

Un documento de la agencia sanitaria brasileña muestra que Fernando Ariel Batista, miembro de la delegación de  Argentina, fue el responsable por haber llenado los formularios de los 4 jugadores de la Selección Nacional con información errónea. 

En el texto acusan al Bocha de haber completado las declaraciones juradas de Dibu Martinez, Cuti Romero, Emiliano Buendía y Gio Lo Celso, en la cuál no declaraban que había estado en Inglaterra en los últimos 14 días. 

Acorde a la información otorgada por Globo.com, quien tuvo acceso a los documentos, Anvisa indicó que el nombre del responsable de la firma es el entrenador de la Sub-20. "Informamos además que todas las declaraciones fueron cumplimentadas por una sola persona - Sr. Fernando Ariel Batista - Asociación Argentina de Fútbol - AFA", dice la información.

Las incoherencias de Brasil tras el escándalo en San Pablo

Con mucha sorpresa, la información empezó a repercutir en todos los portales de noticias y, el entrenador se vio obligado a contar su posición en el asunto.  

En diálogo con ESPN, Batista aclaró: "Estoy saliendo del predio de River después de haber visto el partido de reserva ante Independiente y me empezaron a llamar". Y agregó: "Yo no tengo nada que ver con esto, regresé de Estados Unidos el domingo pasado y recién pude empezar a tener vida normal después de la semana de cuarentena".

A su vez, hizo hincapié en su rol dentro de la AFA: "Nunca estuve en Venezuela. Yo no tengo esa facultad para decir  <tengo que firmar esa declaración jurada>, yo nada más soy un entrenador". Y para finalizar el tema, comentó: "Lo tomo con sonrisa pero me da bronca que aparezca mi nombre. Yo no toqué Brasil ni Venezuela".

La otra particularidad que repercutió en las últimas horas tiene que ver con la incorporación de dos jugadores provenientes de Inglaterra en Flamengo y Corinthias por negociaciones en el Mercado de Pases. 

Ayer por la noche, el director de Anvisa conversó telefónicamente por ESPN F90 y se terminó cruzando con Daniel Arcucci, quien le consultó por qué los recién llegados de Inglaterra William (fichó por el Corinthians) y Andreas Pereira (fichó por el Flamengo) no respetaron la cuarentena que sí se le quiso imponer a los argentinos. 

Nadie estaría hablando de los dos jugadores si no hubiera ocurrido el papelón del partido Brasil-Argentina. Pero, ahora bien, los casos son los mismos, pero la balanza se inclinó para un lado. 

"Esto es una ley nacional. Todo ciudadano que no cumpla con esto estará expuesto a sanciones", comentó el brasilero. "No tenía conocimiento del caso, pero es una infracción sanitaria grave y será sancionado", aseguró el director de Anvisa. ¿Será cierto?

Andreas Pereira llegó el sábado 21 de agosto a Brasil desde la ciudad de Manchester y a partir del lunes 23 ya entrenaba a la par del equipo. Incluso, el sábado 28 jugó para Flamengo contra Santos.

Sucede el mismo caso con William que llegó el miércoles 1 de septiembre a Brasil desde Londres y al día siguiente ya entrenaba con Corinthians.