El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, ratificó que volverá la presencialidad escolar "de forma gradual" y aseguró que "el conurbano puede salir así de la situación de alerta epidemiológica y pasar a la fase 3", debido al "descenso de casos en las últimas semanas" de coronavirus.  

"El conurbano puede salir así de la situación de alerta epidemiológica. Los distritos del conurbano comenzarán un retorno a la presencialidad cuidada, a partir del miércoles", detalló el gobernador bonaerense. 

Kicillof instó a la población a cuidarse y a "exigir el máximo de los recaudos y ya nos comunicamos con el gobierno nacional, que nos brindó su apoyo". 

En ese marco, el gobernador detalló que "siempre trabajamos con indicadores epidemiológicos para tomar cada una de las medidas", agregó el gobernador.

Además, el mandatario anunció la adquisición de medidores de dióxido de carbono para establecimientos escolares y prevenir así la acumulación de un factor que genera peligros de contagio. Esto permite generar umbrales de alarma y medir la presencia de dióxido de carbono.

Asimismo, el gobierno bonaerense acatará el comunicado de Nación y las nuevas medidas del DNU que establece distintos tipos de restricciones en base a la situación sanitaria de cada localidad del país.