El presidente Alberto Fernández, dio cierre al acto por el Día de la Lealtad, en la Confederación General del Trabajo, allí dio una serie de fuertes definiciones, en donde destacó "Menos mal que el peronismo gobierna en este momento" 

“Leí que decían que este era el antibanderazo. Sentimos solo amor por nuestro pueblo, acá no hay odios ni rencores. Aquí lo que hay es ganas de poner de pie a la Argentina.", declaró. 

"El peronismo ha querido que ahora me toque a mí. Yo decía que noto como cierta similitud, porque también a nosotros nos toca hacernos cargo en medio de la tragedia que significa la pandemia.", remarcó. 

"Todo el día me la pasé leyendo cosas que se publicaban. Sepan todos, nacimos del amor de Perón y Evita, vivimos el amor de Néstor y Cristina. Acá no hay odios ni rencores, acá lo que hay es ganas de poner de pie a la Argentina de una vez y para siempre", indicó.

Otro de los pasajes destacados fue cuando recordó un comentario del gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, quien le dijo: "Dios debe ser peronista, porque menos mal que el peronismo está gobernando en este momento”.

“A la Argentina enferma la vamos a curar nosotros, y la vamos a curar sin odios. Las víctimas del odio fuimos nosotros. Vamos a terminar con esa Argentina del odio”, concluyó.