Un informe elaborado por el periodista Diego Genoud, publicado en el portal ElDiarioAr, revela quién es el hombre que se quedó con el negocio del fútbol en nuestro país. Se trata de Diego Lerner, un abogado presidente de The Walt Disney Company Latin America, quien recientemente se hizo con el millonario negocio del fútbol local hasta el año 2030. 

La adquisición de la Twenty-First Century Fox Inc. por parte de Disney en el mes de marzo del año 2019, y la consiguiente fusión de ESPN-FOX en el ámbito local, pusieron a la compañía de entretenimiento en un gigante como nunca antes de había visto. Resultado de esta operación, Disney avanzó sobre el negocio del fútbol premium y se quedó con el 64% de las señales deportivas, que incluyen, Fox Sports, Fox Sports 2, Fox Sports 3, ESPN, ESPN 2, ESPN 3, ESPN+ y ESPN Extra. 

El peso que adquirió la compañía roza niveles monopólicos y enfrenta ahora una batalla legal a nivel local con empresas como Telecentro, Telefónica y firmas como DirecTV que cuestionan la fusión en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. 

En ese contexto, Lerner fue el mascarón de proa de ese proceso, que puso en una posición excesivamente dominante a Disney, ya que transmitirá los eventos deportivos más importantes del continente. 

"Junto con el gerente general de Disney, Guillermo Tabanera, y el productor Juan Cruz Ávila, encabezó en persona las negociaciones con el presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, para conservar el botín del fútbol local y llegó a conseguir también el apoyo de importantes funcionarios que ocupan roles destacados en el andamiaje del Frente de Todos.", sostiene Genoud.

La historia de Lerner en Disney comenzó en 1990, cuando se incorpora como Director Ejecutivo de las Divisiones de Video y Televisión a la compañía y desde entonces no ha frenado su ascenso. El informe señala que tuvo a su cargo la distribución de todas las películas producidas y lanzadas por Disney Pictures y la venta y distribución de los formatos de entretenimiento para el hogar; además estableció nuevas operaciones de distribución en México, Brasil, Colombia y Argentina y hasta le recomendó a la compañía que comenzará a abrir sedes en América Latina para dejar de perder los juicios por derechos de propiedad intelectual. 

Entre 2009 y 2017, Lerner se mudó a Reino Unido, donde se desempeñó como presidente de la división Disney de Europa, Medio Oriente y África. Pero en 2018 volvió a la Argentina como CEO de Disney en la región, donde entabló una más que estrecha relación con el entonces presidente Mauricio Macri. 

El ex mandatario tuvo una desafortunada aparición en una fiesta organizada por Lerner, por los 90 años de Disney, debido a que en ese momento regía el decreto de duelo, por los fallecidos en la tragedia del ARA San Juan, tras el hallazgo de los restos del submarino. 

La relación fue más allá del interés personal, ya que aún con Macri con un pie afuera de la Casa Rosada, en la última semana antes de la transición, Lerner lo invitó a el y a su mujer Juliana Awada a su chacra de Manzanares. 

Sin embargo aseguran que Lerner, nunca le pidió a Macri que apruebe la fusión. Ahora, Alberto Fernández  repite ante sus ministros y funcionarios que el gigante del entretenimiento debe desinvertir, como sucedió en Estados Unidos, según Genoud. 

Así las cosas, pese a la oposición de dirigentes de peso como Marcelo Tinelli, y de gigantes de los medios como Turner, quien perdio millones con la operación, en los primeros días de enero, Lerner apareció en la pantalla de ESPN para festejar, en una entrevista con Sebastián “Pollo” Vignolo, la extensión de los derechos de televisación hasta 2030. Ahí, recordó la central de Disney en América Latina está desde hace 20 años en Argentina y pasó revista a los activos de la compañía: oficinas en Palermo, un campus de oficinas en Pilar que es “único en el mundo”, 20 mil metros cuadrados en el que trabajan 1.500 personas y la construcción de un segundo campus de 15 mil metros cuadrados más. No habló de que la demora del gobierno en impugnar la fusión le permitió a la empresa desplegar su estrategia de reducción de costos y concentrar todo lo que era de Fox Sports en ESPN, desde el contrato del fútbol local hasta la transmisión de la Copa Libertadores.

 "Mientras espera la definición de la secretaria de Comercio, Paula Español, el Presidente repite que no conoce al CEO de Disney y se siente con las manos libres para intervenir en el negocio. Eso a pesar de que uno de sus amigos de toda la vida, el consultor Adrián Kochen, trabaja a destajo para que Disney y Lerner sigan transcurriendo sus días sin mayores inconvenientes. Pese a que se lo suele ver en Casa Rosada, cerca de Fernández afirman que esta vez Kochen no podrá convencerlo con sus ejercicios de retórica. Habrá que verlo. El Presidente asegura en privado que lo de Disney es un “exceso enorme” y exhibe además en este punto una fuerte coincidencia con Cristina Fernández de Kirchner que, según cuentan los que se comunican con El Calafate, está enterada de todo.", agrega Genoud.