El Gobierno respaldó los informes elaborados por la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la situación en Venezuela y se mostró "preocupado" por la crisis que enfrenta el país gobernado por Nicolás Maduro.

"Nuestro país mantendrá su liderazgo en la defensa global de los derechos humanos y sostendrá los principios de paz y resolución política de la crisis venezolana", aseguraron desde Cancillería.

Cancillería Argentina 🇦🇷 on Twitter

De esta manera, Argentina siguió la misma línea que plantea el Grupo Lima y manifestó el mismo voto que presentaron Brasil, Uruguay, Chile y Colombia. En tanto, México fue el único país de la región que se abstuvo a la votación.

La posición de esta jornada se dio luego de la polémica generada por las opiniones del embajador ante la OEA, Carlos Raimundi, quien había afirmado que "hay una apreciación sesgada de lo que son las violaciones a los derechos humanos en determinados países".

Además, el Gobierno anticipó que planteará ante el Consejo "la necesidad de reforzar la instalación de una misión permanente de la Alta Comisionada en Caracas".

Luego, el embajador ante los organismos internacionales en Ginebra, Federico Villegas Beltrán, subrayó que la Argentina "está preocupada por la situación de los derechos humanos" en Venezuela y respaldó los informes elaborados por Bachelet.

"La Argentina está preocupada por la situación de los derechos humanos, así como también por la grave crisis política, económica y humanitaria que padece Venezuela, agravada por el incremento de las sanciones económicas y financieras y por la pandemia del COVID-19",señaló el diplomático