En medio del efecto Coronavirus y la explosión de nuevos casos en el mundo, una nueva amenaza preocupa al ámbito científico, se trata del Nipah, un nuevo virus descubierto en Asia. 

Se trata de otra enfermedad viral zoonótica, es decir, que se transmite de animales a humanos, donde nuevamente el murciélago es protagonista, ya que generalmente es el agente transmisor. 

Este virus fue detectado por primera vez en 1998 en Kampung Sungai Nipah, Malasia. Pese a ser registrado hace más de 20 años, aún no existe tratamiento, ni vacuna para combatirlo y se trata de un virus de alta contagiosidad, por lo que la preocupación es creciente. Además otra característica preocupante es el largo período de incubación de la enfermedad que puede llegar hasta los 45 días, por lo que es posible que un animal o persona infectada lo propague sin saber que está enferma.

En una investigación de la BBC, dieron con Supaporn Wacharapluesadee, una cientifica que dirige el Centro de Ciencias de la Salud y Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Cruz Roja Tailandesa en Bangkok, quien afirma que el Nipah “supone una gran preocupación porque no hay tratamiento y este virus tiene una alta tasa de mortalidad”.

Si bien al momento sólo hubo 700 casos registrados, lo que preocupa es su tasa de letalidad, ya que se ubica en el rango del 40% y el 75%. La especialista sostiene que por sus características, la enfermedad tiene un fuerte potencial de convertirse en pandemia, por lo que advirtió a las autoridades locales.