TEMAS DE HOY:

|

Fuego, talento y lluvia: se celebró la primera edición del Primavera Sound Buenos Aires

El Primavera Sound Buenos Aires vivió todo tipo de sensaciones y experiencias en su primera edición donde brillaron muchísimos artistas durante varios días.

Lunes, 14 de noviembre de 2022 a las 19 05,

Por Cristopher Martínez

Lunes, 14 de noviembre de 2022 a las 19 05,

El ambicioso festival Primavera Sound Buenos Aires tuvo su primera edición en Argentina donde muchos de los mejores artistas de todo el mundo se hicieron presentes en Costanera Sur y en diferentes puntos de la ciudad.

Si bien la última jornada se vio afectada por el mal clima que llevó a que varias presentaciones no pudieran iniciar como los de Japanese Breakfast, Jpegmafia, Beach House y más, durante las primera mitad del día domingo y durante todo el sábado, cientos de shows le dieron vida a la música en vivo.

El sábado 12 de noviembre se abrieron las puertas de Costanera Sur para la primera jornada maratónica del Primavera Sound Buenos Aires que concluyó con un explosivo show de Travis Scott subido arriba de una majestuosa y colosal infraestructura que expulsaba fuego y humo mientras el músico le ofrecía a su gente una enérgica presentación a varios metros de altura arriba del escenario.


foto: @totopons Instagram

Caroline Polachek pisó por primera vez suelo argentino y en el Escenario Primavera demostró por qué es tan aclamada en todo el mundo con canciones pop con tintes góticos, barrocos y cierta aura extraña de oriente medio. Muy agradecida con su público, la cantante de 37 años dio una gran presentación destacando su excelente voz que se mantuvo intacta durante todo su show.

Father John Misty regresó al país para ofrecer su elegante y sensible recital en el marco del tour de su último álbum, "Chloë and the Next 20th Century", aunque claro no faltaron sus clásicos y unas interacciones muy divertidas con el público.

Mistki en escenario Samsung desplegó una brillante presentación de música junto a una apasionada actuación teatral de amor trágico enloqueciendo a sus fans y sorprendiendo a aquellos que aún no la conocían. Con veinte alucinante canciones fue una de las estrellas del día sábado.


foto: @gggonzalolopez Instagram

El domingo por su lado prometía un mal tiempo para estar un festival, pero aún así miles de almas asistieron al predio con camperas y pilotos para lluvia, nadie se quería perder el día más convocante que esperaba el show de los Arctic Monkeys.

Debido a las condiciones climáticas que auguraban una lluvia sin clemencia, la producción se vio forzada a cambiar los horarios de los shows a último momento: adelantaron el recital de los británicos, también atrasaron algunos y tuvieron que cancelar otros.

La jornada del domingo tuvo la espectacular presentación de las japonesas Chai, un conjunto muy excéntrico de mujeres muy talentosas y transgresoras como sus canciones y sus presentaciones. La primera llegada a Argentina de las jóvenes nacidas en Nagoya, fue colorida, alegre, poderosa y distinta, sin dudas uno de los mejores shows de todo el festival.

Phoebe Bridgers también hacía su primera presentación en suelo argentino tras haber tenido que cancelar su presentación en el Lollapalooza este año pero supo compensar aquel inconveniente con un recital multitudinario pero muy íntimo.

El rock oscuro de Interpol estremeció a sus fans que respondieron de la mejor manera, con mucha energía y diversión. Los neoyorkinos fueron al grano sin vueltas y con un show corto pero poderoso, demostraron que siguen vigentes y que todavía tienen mucho para dar.

Comenzaban las primeras gotas fuertes de la noche y al mismo tiempo aparece Arctic Monkeys ante un público muy fervoroso y enérgico que esperó todo el día para el plato fuerte del día. Por desgracia, la lluvia se convirtió en un antagonista muy difícil de evitar e hizo que la experiencia no sea del todo grata. Ni hablar de los cortes que el conjunto tuvo que hacer entre las canciones debido a que habían muchos problemas entre la multitud.

 

 

Mientras llegaban las noticias de cancelaciones de varias presentaciones, Lorde, sin saberlo, terminó siendo quien finalice el festival. En este caso, pese a la lluvia, la joven cantante demostró una vez más que su show en vivo es de los mejores del pop en la actualidad. Energía, talento, grandes canciones y una cálida interacción con el público fueron los requisitos para que la neozelandesa le de un cierre espectacular al Primavera Sound Buenos Aires.

Asi como dijimos al principio, el Primavera Sound es un festival muy ambicioso y por lo tanto, muy difícil de realizar. La propuesta durante toda la semana encendió la Ciudad de Buenos Aires de una forma inédita con artistas emergentes que dieron a conocer su música y eso es algo que siempre se agradece. Esperemos haya Primavera Sound para rato.

Últimas noticias