La dirigencia de Boca, con Riquelme a la cabeza como líder de las decisiones deportivas, ya manifestó que Iván Marcone es un jugador transferible porque no es prioridad en el nuevo equipo que se viene para el 2020. Ante esta situación, los horizontes del jugador parecerían estar en México. 

Esta puerta se abrió debido a que en el Betis de España están obsesionados con Guido Rodríguez, el 5 argentino que es figura en el América y que Scaloni citó en varias oportunidades a la Selección. Debido a la difícil negociación que tienen por delante ya que se trata de un jugador emblema del conjunto azteca, Bragarnik (representante de ambos) ofreció reemplazarlo con el volante xeneize. 

Si bien parece una oferta que debería convencer a todas las partes, el futuro de Marcone es aún incierto ya que existe la posibilidad de que, a pesar de la adversidad, se quede a pelear un puesto en Boca.

Capacidad y temperamento no le faltan, hay que ver qué tan firme se pone la dirigencia para bancarlo o pretender venderlo sí o sí para recuperar el dinero invertido en él.