La fábrica de preservativos Exotic y Camaleón y las tradicionales "Bombuchas", Cidal, cerró sus puertas en la provincia de San Luis por la caída de la demanda y despidió a 65 trabajadores.

La Compañía Industrial de Artículos de Látex (Cidal) era una sociedad de capitales nacionales dedicada a la fabricación de artículos de látex, que inició sus actividades en 1953 en Santa Fe y en 1984 abrió una planta en San Luis.

La firma había trasladado hace seis años todas sus operaciones de producción a San Luis, por el régimen de promoción industrial.

Diego Olguín, empleado de la planta, explicó que las autoridades de la firma comunicaron la decisión de cerrar la planta a la secretaría de Trabajo de la provincia de San Luis y el jueves habrá una reunión para hablar de indemnizaciones.

Los trabajadores no cobraron aún los salarios de septiembre ni el aguinaldo; tampoco percibieron el adelanto de 5.000 pesos a cuenta por parte del acuerdo que el Gobierno firmó con el sector privado.

Olguín explicó que la empresa fue golpeada por el derrumbe de ventas tanto de Bombuchas como de globos de látex y señaló que también sufrió el impacto de la caída de licitaciones de preservativos por parte del ministerio de Salud de la Nación.

Además de venderle al Estado nacional, Cidal abastecía de preservativos a los gobiernos provinciales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza, pero las licitaciones se fueron reduciendo por el contexto de crisis económica y financiera.

"Además se nos dispararon los costos porque el látex es la materia prima principal y se importa en un cien por ciento de Malasia e Indonesia. También tenemos otros insumos importados con precios en dólares", dijo Olguín a radio Continental.