La flamante presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, hasta este martes senadora nacional, se convirtió en la segunda mujer en asumir la jefatura del Estado, en una jugada que buscó zanjar la encrucijada constitucional derivada del virtual golpe de estado que dejó a Evo Morales fuera del poder.

Desde 2010 es senadora, primero por el partido del Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB–CN), y después, ya designada vice segunda de la cámara alta, como integrante de Unidad Demócrata (UD).

La llegada de Áñez a la jefatura gobierno es consecuencia directa de las renuncias forzadas de Morales, del vice Álvaro García Linera; del titular de Diputados, Víctor Borda y los números uno y dos del Senado, Adriana Salvatierra y Rubén Medicaneli, lo que vació la línea de sucesión prevista por la carta magna.

En el año 2017, la senadora se hizo eco de la primera citación realizada por el juez Bonadio a Cristina Fernández de Kirchner, allí de forma intempestiva y sin que nadie se lo pidiera, Añez expresó via twitter. "¡Cristina Fernández! ¿Creíste que tu poder era eterno? ¡Te tocó dar cuentas a la justicia!"

 

Jeanine Añez Chavez on Twitter

De esta manera, el público argentino comenzó a conocer con más profundidad a la presidenta provisional de Bolivia,