Un ciudadano galés presentó una extraña reacción al coronavirus y debió recibir una transfusión de sangre para poder recuperar el color habitual de su piel.

Lenny Jones, paciente de 69 años, comenzó a padecer una rara sintomatología que hasta el momento habían sufrido tan sólo 12 personas en el mundo: su piel pasó del habitual color rosado a volverse toda amarillenta.

"Pensé que había algo mal con el espejo del dormitorio, porque yo estaba amarillo, tenía ictericia y, para decirlo claramente, me parecía a Bart Simpson", comentó el residente de la villa galesa de Connah's Quay al diario local Cheshire Live.

No obstante, Jones confesó que tuvo "miedo" de ir al hospital e intentó superar la particular sintomatología sin la necesidad del personal de salud. Sin embargo, con el correr de las horas, el adulto no pudo recuperarse y debió ingresar al Hospital Countess of Chester el pasado 17 de enero.

Al hombre no le detectaron inconveniente alguno en sus pulmones y tampoco en las vías respiratorias, pero los médicos tomaron nota del particular síntoma que padeció Jones y le comentaron que tan sólo 12 personas en el mundo habían padecido algo similar luego de contraer Covid-19.

Tras la transfusión de sangre y luego de haber permanecido internado durante 11 días, el hombre comentó que vivió tétricas escenas entre los pacientes que no pudieron resistir al virus y el agotado personal de salud que no daba a basto con la cantidad de personas infectadas.

"Mi cama apuntaba hacia la recepción de la sala y pude ver a algunas de las enfermeras  llorando cuando descubrían que uno de los pacientes no había sobrevivido durante la noche", comentó un nostálgico Jones.

Y agradeció a todo el personal de salud que lo atendió: "Lo que están haciendo es extraordinario, desde los limpiadores hasta los médicos, todos ellos merecen una medalla", concluyó.