Con el único objetivo de atacar al Gobierno y agrandar más aún la grieta en la sociedad argentina, los medios hegemónicos y opositores, a través de sus periodistas, en este caso, "operadores". buscaron ensuciar la campaña de vacunación que es la única salida para terminar con la crisis que desató el coronavirus en Argentina y el mundo.

La última jugada que se hizo para desestabilizar al Gobierno y ensuciar al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y su esposa, Soledad Quereilhac. fue usar las declaraciones de la ensayista Beatriz Sarlo ante la Justicia. tergiversar sus dichos y apuntar contra el funcionario bonaerense. Esa movida la gestó el periodista de La Nación+, Luis Majul.

Fue en su programa que el propio Majul confesó como armó la opereta mediática en la que presionó al fiscal Eduardo Taiano para que le tome declaración a la intelectual: "El sábado 27 de febrero, Beatriz Sarlo le dijo a un periodista de La Nación que solo revelaría públicamente quien le había ofrecido la vacuna si se lo preguntaba un fiscal. Nosotros alertamos sobre las declaraciones de Sarlo al juzgado que tramita la denuncia original sobre el vacunatorio vip. Entonces el juzgado dispuso que compareciera Sarlo", contó el conductor.

Axel Kicillof, Beatriz Sarlo y la vacuna "por debajo de la mesa" - Editorial de Luis Majul - 10/03

"Después de varios días, el juzgado no podía hacer efectiva la citación porque no conseguía la dirección correcta. Cuando me enteré, porque yo consulto las fuentes originales. Voy a Comodory Py, voy a los ministerios si tengo que ir", reveló el periodista, quien estaba desesperado y haciendo lo imposible porque Sarlo declare.

Majul se comunicó con la escritora para notificarle la situación y que le pasara sus datos: "Ella, como una ciudadana muy correcta, envió los datos para poder ser citada y declaró".

El esfuerzo del conductor opositor por dejar mal parado al Gobierno resultó en vano, ya que al presentarse ante la Justicia, Sarlo reconoció que estuvo mal en utilizar la expresión "por debajo de la mesa" y que en verdad se trataba de una invitación a formar parte de una campaña de concientización, dado que en ese momento, los medios opositores cuestionaban la eficacia de la vacuna Sputnik V.

 

Data Diario on Twitter